El Gobierno de Canarias tratará de mejorar la comercialización del queso, tanto en el mercado local como fuera de las Islas, como una de las estrategias para darle un impulso al sector agrícola del archipiélago, según informó el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

Así se desprendió de las aportaciones realizadas durante el Seminario Técnico Internacional sobre el queso, celebrado durante los World Cheese Awards 2009 que se clausuraron el pasado sábado en Las Palmas de Gran Canaria, que permitirán completar la Estrategia que ultima la Consejería regional de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación para la mejora del sector ganadero, principal beneficiario de este tipo de iniciativas.

Tanto las conferencias que dieron expertos internacionales como las diferentes mesas redondas que corrieron a cargo de responsables locales, aportaron “conclusiones interesantes” para el futuro del sector quesero en el archipiélago.

Esta estrategia, impulsada por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), y dirigida por María del Rosario Fresno, investigadora del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y presidenta de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Queso Palmero, permitió aportar datos sobre la producción local respecto a la nacional e internacional y analizar el comportamiento del queso en el mercado.

En la ponencia sobre la influencia del contexto internacional en la industria quesera se apuntó la necesidad de tener en cuenta como posibles compradores a países emergentes del continente africano. Asimismo, la charla puso sobre la mesa que los elaboradores y los consumidores canarios son los primeros que deben conocer bien las particularidades de los quesos canarios, de forma que puedan sentirse orgullosos de su producto. Los ponentes coincidieron en que el consumidor canario ha de ser el primero en defenderlo.

Asimismo, se pusieron de manifiesto las dificultades de penetración en nuevos mercados que atienden a diferentes razones, como el bajo consumo de queso debido a la nula tradición quesera de algunos países como Japón, a lo que se añade altos impuestos a la importación. Por el contrario, en otros países como Estados Unidos, con elevado consumo de queso (hasta 15 kilos por habitante y año), se da la circunstancia de que la mayoría de los quesos son copia de los europeos.

Otras complicaciones añadidas aluden al bajo conocimiento de los quesos de leche cruda, lo que hace que su comercialización fuera de Europa sea testimonial. Además, se observan problemas con relación a la normativa sanitaria para su exportación a diferentes países; no se tiene noción del concepto de marca de calidad protegida.

Trackback

Sin comentarios por el momento

Disculpe, comentarios deshabilitados.