Los Príncipes de Asturias han felicitado hoy a Trujillo (Cáceres) por conmemorar estos días las bodas de plata de su feria del queso y por dar a conocer con ella la “solera” y “calidad” de los quesos españoles, a los que han situado en un lugar de “honor” en la producción mundial. ALeqM5hknSljkYXnNLn40pRBB7RhixmF4g

Así lo ha expresado Don Felipe en el acto de apertura de la XXV edición de la Feria Nacional de Trujillo, que se ha celebrado ante un centenar de personas en el Palacio Barrantes-Cervantes.

Al acto han asistido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el de la Asamblea regional, Juan Ramón Ferreira; y los de las diputaciones de Cáceres y Badajoz, Juan Andrés Tovar y Valentín Cortés, respectivamente.

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu; y la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, también han estado presentes.

En su intervención, Don Felipe, que ha agradecido el recibimiento que le han dispensado los vecinos de Trujillo, ha subrayado que la feria posee una “personalidad bien marcada” que contribuye al desarrollo de las pymes y del medio rural.

Además, divulga la “calidad única” de los quesos nacionales, reflejada en sus “propiedades y sabores, como en la satisfacción que producen en los consumidores”.

Don Felipe ha ensalzado a un sector que se basa en la antigua y rica cultura alimentaria española, la diversidad de ecosistemas y una materia prima excepcional, lo que da como resultado que España cuente con más de un centenar de variedades de queso, de las que casi 30 son denominaciones de origen. Entre ellas, ha citado a las extremeñas de La Serena, Los Ibores y del Casar.

A su juicio, el sector quesero permite poner en valor la cabaña ovina, caprina y vacuna y su producción láctea, además de contribuir a la prosperidad económica y social del entorno, especialmente en momentos de crisis.

Don Felipe, por último, ha mostrado su apoyo a la industria agroalimentaria española y al certamen trujillano, ante los retos del futuro.

Fernández Vara, por su parte, ha señalado que la feria de Trujillo es uno de los “escaparates” de los productos extremeños de calidad que compiten en igualdad con los de otros países y que contribuyen a fortalecer la economía regional.

El presidente extremeño ha subrayado la importancia de la producción quesera para fijar la población y ha mostrado su satisfacción por poder mostrar a los Príncipes de Asturias el esfuerzo que hace la región en favor de una España como “patria común”.

Puxeu ha valorado el esfuerzo que hizo el Gobierno de España en los años 80, ya que entonces se estuvo a punto de perder el rico patrimonio quesero español en beneficio de los productos foráneos, pero ahora está a la vanguardia mundial.

El presidente ejecutivo del certamen, Fernando Acero, ha relatado los orígenes de la feria hasta convertirse hoy en una de las más destacadas del sur de Europa.

“Trabajo, innovación y estrategia” son aspectos fundamentales, a su juicio, para superar la crisis y afrontar el futuro prometedor que ve para la feria.

La alcaldesa, Cristina Blázquez, ha hecho hincapié en el impacto económico que tiene la feria y ha destacado los vínculos históricos de Trujillo con la Casa Real, al recordar visitas como la de los Reyes Católicos o la de Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Posteriormente, los Príncipes de Asturias han hecho un recorrido por las 114 casetas de la feria, en una de las cuáles se han detenido para degustar sus quesos, mientras eran vitoreados por la gente, que abarrotaba la Plaza Mayor.

, , ,
Trackback

Sin comentarios por el momento

Disculpe, comentarios deshabilitados.