Los productores defienden la viabilidad de las nueve marcas de calidad, Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, que en estos momentos existen en el campo asturiano. La nómina incluye productos tan emblemáticos como la sidra, o los quesos de Cabrales o Gamonéu, todos ellos con Denominación de Origen.

Respecto al sector quesero, el consejero de Medio Rural consicabralesdera que las marcas “están aguantando bien la crisis” y destaca que la producción del Cabrales superó en 2009 los 400.000 kilos y la del gamoneu se situó en 85.000 kilos. “No podemos competir en calidad, pero sí en calidad. Somos la región de Europa con más quesos”, destacó Aurelio Martín, quien anunció una partida de 1,3 millones de euros para este año destinada a las marcas de calidad agroalimentarias.

“Tenemos grandes profesionales, pero necesitamos un mayor esfuerzo en promoción”, manifestó Marino González, presidente de Comercializadora Asturiana de Alimentos (Coasa). A este respecto González, quien defendió producciones “muy controladas y eso está reñido con la cantidad”, no dudó en reconocer que las marcas “ayudan” a la hora de promocionar los productos asturianos.

“Nosotros tenemos que ir hacia un producto de tres leches, único y con una maduración óptima”, manifestó Gerardo Niembro, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Gamonéu. En el caso de esta variedad quesera, Niembro insistió en demandar agilidad para las obras de acondicionamiento de una cueva de maduración. “Nos permitiría homologar el producto y garantizar su calidad”, añadió.

El presidente de la Denominación de Origen Cabrales, José Bada Herrero, tiene claro que el queso es una “alternativa” a la crisis. “Aquí se vende todo lo que se produce, no hay excedentes. El problema es que es un trabajo muy sacrificado”. La técnico de la Denominación, Isabel Marcos, reconoce que aunque ahora son 38 productores frente a los 131 de 1981, “quedan los más profesionales”.

 

, ,
Trackback

Sin comentarios por el momento

Disculpe, comentarios deshabilitados.