El Artzai Eguna cumple dieciséis años

Dieciséis años cumple el próximo miércoles el Artzai Eguna. Una fiesta que echaba a andar el 20 de mayo de 1995, de la mano del Ayuntamiento, la Denominación de Origen Idiazabal, La Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, y la entonces Asociación de Agricultura de Montaña, hoy agencia de desarrollo rural, Goimen.

Una fiesta con la que los promotores querían plasmar, ante el gran público, una idea que barruntaban desde hacía tiempo: realizar una fiesta del queso con motivo de su nacimiento, es decir, dar la bienvenida, oficial, al queso nuevo; a una nueva campaña. De esta manera nacía la presentación del Queso Joven Idiazabal. LU-19-labado-964.JPG

Una puesta en escena con la que sus impulsores pretendían hacer llegar al consumidor la idea de que el Idiazabal había entrado a formar parte de los grandes quesos de prestigio internacional. Un queso, fruto de un sector tradicional que por sus características, y por el modelo de producción al que responde, resulta estacional, es decir que su elaboración está centrada en unos meses del año; de diciembre a julio, fundamentalmente, con un pico en primavera.

Estacionalidad que desde el punto de vista comercial, llega al mercado, sobre todo, de la mano de la primavera, y que afortunadamente para la mayoría de los productores, representa o da lugar a que se acabe antes de que finalice el año. Fiesta en la que, a su vez, reconocer, la labor de aquellas personas y entidades que se empeñan a favor del derivado lácteo de Euskal Herria.

Arzak, el primero

En la primera presentación, el 20 de mayo de 1995, el corte fue realizado por Juan Mari Arzak. Tres estrellas Michelín y presidente del jurado del Concurso de Quesos de Ordizia. En aquel año el homenaje recayó en José Manuel Goikoetxea, entonces, alcalde de Alsasua y hombre clave en la mejora de dicho producto. Gracias a su labor fue posible la unificación de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca .

Al año siguiente, el 10 de abril de 1996, el corte lo efectuó Pedro Subijana. El reconocimiento fue para el sacerdote, Michel Lekuona, quien desde 1961 trabaja por mejorar el queso Idiazabal con técnicas revolucionarias. Es fundador de cooperativas de pastores en Iparralde.

En la tercera presentación, 2 de abril de 1997, ejerció de anfitrión Hilario Arbelaitz y el placet lo recibió el catalán, Enric Canut. El 6 de mayo de 1998 tuvo lugar la cuarta presentación. El corte lo realizó José Juan Castillo y la distinción se le dedicó al santanderino Manuel Arroyo, impulsor de los quesos de elaboración artesanal. En la quinta, el 7 de abril de 1999, la responsabilidad de realizar el corte fue de Karlos Arguiñano. El homenaje se le dedicó al fallecido Gaizka Macho, entusiasta y admirador del Queso Idiazabal y amigo de Ordizia.

En la sexto Artzai Eguna, el 26 de abril del 2000, fue maestro de ceremonias Martín Berasategi. El reconocimiento se lo llevó el navarro José Antonio Otxandorena, trabajador infatigable a favor del Idiazabal y fundador de Artzai Gazta.

El día 18 de abril de 2002 tuvo lugar este comienzo oficial de una nueva campaña. El anfitrión fue Aitor Elizegi, del restaurante Gaminiz (Zamudio). El homenaje se le dedicó a José Mari Ustarroz, actual presidente de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal.

En su octava edición, ejerció de introductor de embajadores de aquella campaña Gonzalo Antón, gerente del restaurante Zaldiaran, de Gasteiz. El homenaje recayó en la figura de José Antonio Merino, gerente de la D.O. Del Queso Idiazabal durante 14 años, creador del Consejo Regulador.

El 23 de abril de 2003 se llevó a cabo la novena puesta en escena, la responsable del corte fue Atxen Jiménez, del restaurante Tubal (Tafalla). El homenaje fue a parar, con todo merecimiento a Mikel Zeberio, defensor del Idiazabal.

Décima ceremonia con Aduriz

El 14 de abril del 2004 se celebró la décima ceremonia de bienvenida. La responsabilidad del corte quedó en manos de Andoni Luis Aduriz. El homenaje se le dedicó a Luis Herrero, técnico madrileño del mundo de los lácteos que ha trabajado con gran esfuerzo y entusiasmo en la mejora de la calidad de este nuestro producto estrella.

El 30 de marzo de 2005 el corte lo efectuó el cocinero alavés José Ramón Berriozabal, del restaurante Ikea (Vitoria). El homenaje lo recibió el crítico gastrónomo Cristino Alvarez, ‘Caius Apicius’.

El 19 de abril de 2006, en la décimo segunda edición, turno para Elena Arzak. En esa ocasión, el comité técnico de la Denominación de Origen Idiazabal fue homenajeado en reconocimiento a su labor.

El 11 de abril de 2007, Fernando Canales, cocinero del restaurante Etxanobe (Bilbao), fue quien procedió a recibir al queso nuevo en la décimo tercera presentación de la campaña. El experto José Luis Martín recibió la gratitud del mundo del Idiazabal a través del homenaje anual.

El 26 de marzo de 2008, Koldo Rodero, del restaurante Rodero (Iruña). cortó el queso joven de la decimocuarta edición. El homenaje fue para Peio García Amiano, crítico gastronómico de DV.

El año pasado, 15 de abril, presidió la ceremonia Luis Angel Plágaro, del restaurante La cocina de Plágaro (Gasteiz). El aplauso se lo llevó el grupo de investigación del queso Idiazabal de la Facultad de Farmacia de la UPV en Gasteiz.

El próximo miércoles le corresponde hacer los honores a Iñigo Lavado, que regenta el restaurante de la Feria de Muestras Ficoba (Irun), el reconocimiento recae en la Cofradía Vasca de Gastronomía.

Lavado nació en Irun el 21 de enero de 1975. Dicen de él que es un cocinero inquieto, minucioso, detallista, que ha sabido transmitir a cada uno de sus platos los conocimientos adquiridos en su extensa andadura profesional por varios de los mejores restaurantes de España y Francia, con un gusto particular, muy personal y que los hace diferentes… casi provocadores.

,

Treinta firmas agotan los expositores de la “Festa do Queixo de Arzúa”

p style=”text-align: justify;”>La organización de la Festa do Queixo de Arzúa tiene todo listo para la apertura el sábado del recinto ferial que acogerá el mayor escaparate de quesos de la comunidad. Treinta y dos queserías han confirmado sus asistencia a la muestra sectorial, que ha agotado los expositores disponibles para la que será la treinta y cinco edición de la cita de exaltación gastronómica. Durante todo el fin de semana, la localidad será escenario para la promoción y la venta de las cuatro variedades de queso gallego con denominación de origen protegida. Productores de Tetilla, San Simón da Costa, O Cebreiro y, sobre todo, de Arzúa-Ulloa estarán presentes en la Festa do Queixo, que repetirá como reclamo para fabricantes de otras comunidades y países, con queserías de Menorca, Huesca y Asturias, y de Francia e Italia. festadoqueixo

La buena acogida que ha tenido entre el sector se extiende a los internautas, a los que la organización ha acercado, este año, la programación musical y de ocio que acompaña a la convocatoria gastronómica a través de la creación de un blog y de una página web propias, y de las principales redes sociales. La Festa do Queixo dispone de su particular perfil en Twitter y Facebook, donde el número de seguidores de la celebración alcanza los 1.200.

El respaldo a la presente edición ha llegado también del tejido empresarial vinculado a la fiesta, con colaboraciones de queserías, de establecimientos de turismo rural, hostelería y restauración, y de factorías de producción cultural, que se han sumado al apoyo institucional.

,

El XXII Certamen del Queso Casín, todo un éxito

XXII Certamen del Queso CasínCremoso, adherente, picante y potente son algunas de las características gustativas de uno de los quesos más antiguos y enigmáticos de España, el «quesu casín». Su fiesta anual sirvió una año más para afianzar la hegemonía que ostenta dentro de los quesos de la comarca del Nalón y su relevancia en toda la región.

Las campas de la collada de Arnicio, en el municipio de Caso, acogieron ayer en todo su esplendor la celebración de la XXII Fiesta anual del quesu casín. Las tranquilas praderas se convirtieron en un bullicio de ir y venir de artesanos, queseras y visitantes, deseosos de probar los productos que ofrecían las cerca de 17 queseras provenientes de Caso y Sobrescobio, y de ver la artesanía presentada por los doce artesanos de la comarca.

La gama de matices que ofrecían las diferentes piezas presentadas volvieron una vez más a enamorar a los entendidos. Según coincidían todos los expertos, «ninguna pieza de queso casín tiene el mismo sabor y textura», por lo que se hacia imprescindible probar la mayor cantidad posible antes de adquirir una sola pieza. «Todos son diferentes porque cada queso se hace a mano; éste es el más artesanal de todos los que tenemos en nuestra región», apostillaban los productores.

En total, los elaboradores pusieron a la venta más de 500 kilos de este popular queso, unas cien piezas por artesano, cuyo precio oscilaba entre los seis y los ocho euros dependiendo del peso. Los cientos de visitantes que acudieron al lugar respondieron llevándose a casa toda la producción, como viene siendo habitual en esta cita. Y es que como explicaba Remigio Carrio «no se puede degustar mejor queso casín que el que se compra en Arnicio».

La cita festiva de ayer fue declarada de interés turístico regional por el Principado de Asturias en 2008, en el mismo año que este manjar lácteo consiguió la denominación de origen. Desde entoncés la importancia de este queso en la gastronomía asturiana ha ido creciendo, si bien todo a punta a que no ha tocado techo.

, , ,