Los quesos españoles, reconocidos entre los mejores del mundo en los ‘Oscar’ de los quesos, los premios World Cheese Awards, celebrado en Reino Unido.

Finca Pascualete

El queso de oveja curado de Queserías Romero Gozálbez compañía familiar ubicada en el municipio de Llosa de  Ranes se ha convertido en el mejor queso del mundo en su categoría según el World Cheese Awards,  concurso internacional que se celebra anualmente en el Reino Unido y que está considerado como el campeonato del mundo oficioso en lo referente a quesos. El citado queso de oveja curado ha obtenido el máximo galardón posible en el concurso, el premio ‘Super Gold’, después de analizar aspectos como la textura, los aromas, el sabor y la forma. Otros once quesos españoles que se han quedado a las puertas de tan merecido y reconocido primer puesto y que han obtenio el premio Super Gold:

  • Montes de Alcalá. Quesería el Gazul. Alcalá de los Gazules
  • Tortissima. Quesería Tierra de Barros. Villafranca de los Barross, Badajoz.
  • Torta de Trujillo. Río Real Inversiones Financieras. Trujillo, Cáceres.
  • Los Cameros. Mature ewe’s milk. Lacteos Martínez Haro, La Rioja.
  • Peralzola. Quesos La Peral. Illas, Asturias.
  • Galzata. Idiazabal. Oiartzun, Guipúzcoa.
  • Madurado. Agasur, Málaga.

Este premio tiene un significado especial ya que confirma el poderío de la leche de oveja española, no solo la manchega, tradicionalmente ganadores de los principales premios en la categoría de quesos de leche de oveja.

Además del premio ‘Super Gold’ al queso de oveja curado, queserías Romero Gozálbez también ha logrado una  medalla de plata en el World Cheese Awards para su queso de oveja al romero con aceite de oliva.

, , , , , , , , ,

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Idiazábal ha presentado hoy su I Curso de Cata Online en el XXV Salón de Gourmets, que se celebra en Madrid hasta el próximo 14 de abril.

La directora de Innovación e Industrias Alimentarias del Gobierno Vasco, Amaia Barrena -quien ha participado en la presentación junto al director vasco de Calidad Alimentaria, Imanol de la Fuente- ha subrayado que el proyecto demuestra que “la modernidad y las nuevas tecnologías no están para nada reñidas con la tradición”.

Según ha señalado el presidente del Consejo Regulador, Jose María Ustarroz, el curso pretende “divulgar el queso Idiazábal y su cultura” y se podrá realizar a partir de hoy a través de Internet.

La gerente de la denominación, Miriam Molina, ha explicado que el catador sigue paso a paso las indicaciones que se le facilitan a través de internet y va cumplimentando las hojas de cata.

Posteriormente estas hojas son corregidas por catadores del Comité Oficial de Cata de Queso Idiazábal, con quienes puede, además, intercambiar valoraciones, dudas e impresiones a lo largo de todo el proceso.

Durante la cata, se evalúan parámetros como la forma, corteza, olor, textura, sabor y regusto del producto, con la ayuda de vídeos explicativos y una guía de cata.

Molina ha apuntado que la iniciativa responde a un crecimiento constante de los consumidores que se acercan a este tipo de queso a través de la web, al ser complicado encontrarlo en las queserías.

“El usuario que compra queso Idiazábal a través de nuestra página electrónica es un especialista que busca una mayor tecnificación”, ha puntualizado.

El queso con Denominación de Origen Idiazábal se elabora en el País Vasco y Navarra en un área con una tradición pastoril que se remonta hasta hace más de 4.000 años.

Según ha indicado a Efe Ustarroz, la DO Idiazábal alcanzó en 2010 su máximo de producción, con 1,45 millones de kilogramos, un 5 % más que en 2009, pero las ventas se ralentizaron debido a la crisis y a la amplia oferta de quesos que hay en el mercado, con cuyos precios este “producto de calidad” no puede competir.

Estos factores, a su juicio, pueden suponer una caída de producción en torno al 6 o 7 % en 2011.

,

La producción de queso amparada por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Idiazabal en el año 2010 ha ascendido a 1.450 toneladas, un 4 por ciento más que en 2009, según ha asegurado la gerente del Consejo Regulador de la DOP, Miriam Molina.

Las buenas condiciones climatológicas que propiciaron un desarrollo de los pastos y un manejo más “profesional” de las explotaciones son las causas principales que hicieron posible estos resultados, según ha comentado Molina.

De la producción total de la DOP en 2010, un 45,3Queso_Idiazábal3% procedió de queserías industriales, el 19,83% de pequeñas queserías, y el 34,84% restante, de queserías que elaboran exclusivamente con leche de la propia explotación y que se conocen como los “Idiazabal de pastor”.

A través de las catas realizadas por el Consejo, cerca de 850 kilos de queso se descalificaron en el pasado año por no llegar al nivel que exige la Denominación, según Molina.

Ha añadido que el mercado nacional es el principal destino de estos quesos, si bien “en torno a un 5 por ciento” de la producción se comercializa en el exterior.

Molina ha asegurado que los quesos de la DOP Idiazabal están “muy valorados” por los expertos en gastronomía y han ganado numerosos premios en concursos nacionales e internacionales.

Sin embargo, ante la situación económica general es necesario que las queserías hagan “un esfuerzo comercializador” para posicionarse mejor en el mercado.

A este respecto, la directora del Consejo Regulador ha explicado que el “precio medio de salida de quesería” de estas producciones en 2010 fue “muy similar al del año anterior” y se situó en 16,13 euros por kilo.

También ha concretado que cada vez hay más empresas que comercializan sus quesos en porciones (cuñas de 250 gramos) para adaptarse mejora las demandas del mercado.

Al acabar el pasado ejercicio había registradas 505 explotaciones ganaderas, de los cuales 106 eran navarros (34 por ciento de la leche producida) y 399 vascos (66 por ciento de la leche producida).

Cada año se inscriben en los registros del Consejo Regulador “entre 5 y 6 queserías nuevas” y este año todo apunta a que habrá un número mayor a juzgar por la evolución de las inscripciones en enero y febrero.

Por el contrario, aunque todavía es pronto Molina prevé que la producción de queso será “algo menor”, pues las empresas han comenzado a notar los efectos de la crisis económica “en el último trimestre de 2010”.

La DOP Idiazabal protege la producción de queso de pasta prensada, madurado de semicurado a curado, elaborado con leche de oveja de las razas lacha y carranzana, procedente de explotaciones ganaderas del País Vasco y Navarra.

,

El mejor queso de Navarra se degustará en Gipuzkoa

El mejor queso de la Denominación Idiazabal elaborado en Navarra se degustará en Gipuzkoa. Joaquín Solbes, de Solbes Gourmet, la tienda que nació en Irun y que ya se ha extendido a Donostia, Hondarribia y ahora a Tolosa, pagó ayer 4.200 euros por él y lo probará junto a varios amigos. Su autor, Ricardo Remiro, de Eulate, recuperó una txapela que ya se había llevado en 2006 y 2008 y sumó el trofeo que entrega la sociedad Aralar Mendi en el Artzai Eguna de Uharte Arakil a una larga nómina de premios en Navarra, País Vasco y varios concursos europeos.

Quesos Idiazabal RemiroLa subasta del que había sido considerado como mejor queso del XXIX Concurso de Quesos elaborados con leche de oveja Latxa de Navarra cerró una mañana de actos organizados para ensalzar la labor de los pastores. Ante la mirada de decenas de personas que a pesar de la hora (faltaban unos minutos para las tres de la tarde) querían vivir en directo la puja por uno de los quesos más ‘caros’. Y la subasta no acabó hasta que se superaron los 4.100 euros que se pagaron hace un año. «El jurado ha destacado la calidad de este año, así que no se puede pagar menos», insistía el presentador del acto, Luis Mª Bengoa. En la puja participaron el restaurante Alambra de Pamplona, el Túbal de Tafalla y la Vinoteca de Pamplona. Solbes Gourmet se estrenó y su representante ayer, Joaquín, debutó también como jurado. Del concurso, con 26 participantes, destacó el nivel y la dificultad para elegir entre las cinco mesas de jurados a los mejores. Sobre su presencia en Uharte Arakil, recordó que a principios de año había promocionado productos de Navarra.

Tradición quesera

«Dará prestigio estar aquí, pero yo espero darlo también», respondió entre bromas. «Hemos querido reforzar la imagen de productos de calidad de la casa y corresponder al apoyo de Ican y Reyno Gourmet», dijo antes de emplazarse con el ganador de este año, Ricardo Remiro, para vender sus quesos en las tiendas Solbes.

Ricardo Remiro, que acudió al concurso con su hijo Imanol, de tres años y medio (tiene otro de siete meses), recogió la tradición quesera y pastoril de sus padres. Actualmente cuentan con 400 ovejas y destina toda su producción a elaborar quesos de la DO Idiazabal. Produce al año más de 5.000, que los vende en casa y distribuidos por alguna carnicería y tienda gourmet de Navarra y Gipuzkoa. De esta temporada destacó la calidad de los quesos. Sus palabras fueron igual a los de los organizadores y jurados. «Supieron aprovechar la primavera», resumían en Uharte Arakil, para compararlos con los de 2009 y con los de hace tres décadas.

El día del Pastor de Uharte Arakil volvió a ser masivo. Tras una mañana de concursos, demostraciones y venta ambulante, por la tarde se celebró la 43 edición del campeonato navarro de perros pastores. En la campa de la Geinbera, Antonio Alustiza, de Areso, y su perro Ttiki renovó una victoria que ya había conseguido en las seis ediciones anteriores, primero con Argi y desde 2006 con Ttiki. Los dos ganadores navarros y 9 elaboradores de quesos más y otro pastor participarán en los concursos de Euskadi.

, ,

Finaliza la 13ª edición del Gazta Eguna

Causó expectación e intriga, como casi todo en aquel lugar. El humo salía de la caseta y el pastor Javier Aranburu instaba a los asistentes a entrar en la misma. Quien quiso destapar la cortina para contemplar lo que había en su interior se encontró con un queso ahumándose.

ip_gazta_eguna__javi_colmen_1Dicha caseta se encontraba junto a la plaza del Ayuntamiento del municipio guipuzcoano de Idiazabal con motivo de la 13ª edición del Gazta Eguna. Pese a que el sol no quiso salir en toda la mañana y a que a ratos la lluvia podía nublar aún más la jornada, cientos de personas se congregaron en la localidad para poder degustar los distintos tipos de productos elaborados con leche. Tuvieron oportunidad, además, de ser testigos del trabajo pastoril y artesanal mediante muestras de esquilaje y confección de escobas, entre otras.

Con la de ayer, por otra parte, concluyeron las actividades que comenzaron el pasado miércoles, en las que, como es de esperar en una feria de estas características, todo el proceso de elaboración de los productos lácteos y todo lo que gira en torno a ellos tuvo especial relevancia.

Muchos de los asistentes tuvieron que dejar el coche en el que se habían acercado a Idiazabal a las puertas del municipio. A medida que se acercaban al centro de la localidad el aroma de los distintos quesos se hacía cada vez más evidente. El propio Aranburu, de Aranburu Elkartea, ayudó con su caseta para ahumar. “Quien viene a esta feria se impregna de cierto aroma, eso significa que ha venido a Idiazabal”, aseveró.

El pastor era el encargado de explicar a los que se aproximaban cómo había de curarse el queso. Vestido con atuendo de baserritarra, como muchos de los vecinos de la localidad, el quesero explicó que su intención en la feria era “mostrar” cómo se ahuma el alimento que tanto éxito y nombre le ha dado a Idiazabal.

Aranburu, que lleva 30 años trabajando en el mundo de los quesos, desde los 17, explicó que todo se hace mediante la quema de unas brasas dentro de la cabaña, pero que dependiendo del tiempo del propio producto (si tiene menos de cuatro meses o si tiene entre siete meses y un año) han de utilizarse distintos tipos de leña, como el aliso para los quesos jóvenes y el haya para los más viejos, por ejemplo. “Una mañana fresca es suficiente para ahumarlo”, indicó.

A su vez, el productor explicó que el humo, aparte de oscurecer la piel, penetra ligeramente dándole sabor. Aunque no se atrevió a decir que este tipo de ahumados son más sabrosos que los demás, sí que indicó que “el humo despierta su sabor”.

Las degustaciones a dos euros

“La gente se va animando”, comentaba Maialen Urbisu preocupada por la lluvia, hacia mediodía. En la plaza principal del municipio, a pocos metros de la caseta de Aranburu, se encontraba un puesto donde se podían degustar un total de 21 quesos y después votar por el más sabroso. La joven se encargaba de vender a dos euros los tickets que daban acceso a la votación.

Este año, por primera vez, se ha establecido el sistema de billetes para la degustación de los alimentos lácteos. Aparte de los que daban derecho a poder seleccionar el mejor queso del día, había otros tickets que a cambio de dos euros daban la opción de degustar seis pintxos de queso de los puestos.

“Hay varios motivos por los que se han puesto los tickets”, aseveró Ioritz Imaz, alcalde de la localidad. El primer edil aseguró que en años anteriores la gente comía y comía queso, al ser gratis, pero que realmente “no lo degustaba”.

Asimismo, explicó que quieren “extender una cultura” que se basa en hacer aprecio al alimento y que mediante los billetes, precisamente, consiguen “la valoración del producto”. Por último, quiso apuntar que a cada pastor se le compran en torno a 18 kilos de queso y que cobrar algo por probarlo es una manera de “recuperar el gasto”. A su vez, indicó que aunque habían colocado esa tasa, se estaba vendiendo “mucho” y los vecinos del municipio veían “lógica” la medida.

Lógica o no, la realidad es que los que se acercaron a Idiazabal pudieron disfrutar de parte de lo que hace a ese municipio mundialmente conocido. Es probable que su sabor, además de su aroma, permanezca en el recuerdo de los asistentes, por lo menos, hasta el próximo Gazta Eguna.

, ,

Idiazabal produce ya 1.387 toneladas de queso

p style=”text-align: justify;”>En 2009, 1.387.936 kilos de queso, 84.149 más que en el año 2008, fueron producidos dentro de las queserías que componen el Grupo Denominación de Origen Queso Idiazabal, que suman un total de 117, seis más que el año anterior. Desde el año 1995, la producción total ha ido incrementándose anualmente, con la excepción del año 2008, achacado a factores externos como la meteorología. El 35% del queso elaborado en Navarra está bajo la Denominación de Queso Idiazabal, al igual que el 40% de la leche de oveja lacha o carranzana. naparti

Estos fueron algunos de los datos subrayados en la sociedad gastronómica Napardi, que acogió ayer, la presentación del primer queso Idiazabal de la temporada 2010, los premios de la calidad y la regularidad, así como el reconocimiento de las queserías premiadas en concursos nacionales e internacionales en 2009, a los que se les entregó un diploma.

El emotivo acto sirvió para demostrar una vez más, la gran riqueza gastronómica de Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca en cuanto a la elaboración de quesos, demostrando que su producción, año a año, ve incrementado el número de kilos producidos y el número de queserías incorporadas a la Denominación de Origen.

En los actos de inauguración del curso 2010, junto con José Mari Ustarroz, presidente del Consejo Regulador de la Denominación e Origen Queso Idiazabal, los encargados de realizar el corte del primer queso de la temporada fueron el pelotari de Ibero Juan Martínez de Irujo, y Ricardo Gil, del restaurante 33 de Tudela, cuya cocina y el cuidado de sus platos se basa principalmente en los productos de la tierra, entre ellos, el queso.

Diversas personalidades del mundo de la restauración, la gastronomía, el deporte o la política hicieron acto de presencia en Napardi.

Más allá de la frontera José Mari Ustarroz tuvo unas palabras de agradecimiento para todos los asistentes y con gran “alegría” centró su atención en la a veces no visible ardua labor de las queserías y las manos que trabajan día a día haciendo que este producto sea no sólo de calidad, sino reconocido a nivel internacional, algo que en su opinión “enriquece enormemente nuestra tierra”. Su discurso se centró en que ese reconocimiento se ha visto demostrado este pasado año con un total de 39 premios en diferentes concursos tanto nacionales como internacionales

Cristina Lecumberri, miembro del Instituto de Calidad Agroalimentaria y miembro del comité de presentación de la apertura, y del Jurado de Cata de 2009, destacó la amplia participación que año tras año demuestra la gran salud de la que goza la producción de queso tanto en Navarra como en la Comunidad Autónoma Vasca y la gran calidad de la materia prima, sobre todo por la leche cruda, el gran secreto para la elaboración de los productos.

“Realizamos análisis al azar, es decir, a ciegas, a lo largo de todo el año para tratar de extraer las principales características del queso, a través del cual obtenemos la decisión de los premios anuales que entregamos a la regularidad y de pastores elaboradores”, comentaba la responsable de calidad. “El reconocimiento sigue creciendo y tenemos grandes proyectos en mente para que así siga siendo”, anadió.

Cristina Lecumberri quiso también tener un detalle con las queserías que por encima de todo, representan a nuestra tierra más allá de nuestras fronteras y que hacen que nuestros quesos sean conocidos mundialmente. “Gracias a todos por el trabajo que hay detrás de todo esto”, apuntaba, entre los aplausos del público asistente.

Para concluir el acto, se procedió al corte del queso con comentarios sobre su olor, textura y sabor que realizaron los ponentes y después los asistentes fueron invitados a un lunch, cómo no, con queso y vino.

, ,

Los próximos días 8 y 9 de mayo se celerará la Feria Internacional del Queso de Hinojosa

La Feria Internacional del Queso, de Hinojosa de Duero, sube un peldaño más hacia la promoción de este producto con la presencia en su séptima edición de los quesos DO Idiazábal, una cita que tendrá lugar los días 8 y 9 de mayo y a la que acudirán 42 artesanos llegados de las comarcas más queseras de la Península Ibérica y Francia.

Junto a los quesos y otros derivados lácteos, productos estrella de este certamen, no faltarán sectores ligados a esta industria como los vinos, dulces, miel y embutidos, todos ellos elaborados artesanalmente en los municipios salmantinos del Parque Natural Arribes.

hinojosa

Como en anteriores ediciones, además de las degustaciones de queso ofrecidas por los expositores, el público podrá saborear manjares tan genuinamente salmantinos como el lechazo y la ternera, así como varios de los productos que han situado a la localidad guipuzcoana de Ordizia como un referente de calidad en el sector de la agroalimentación.

Durante la presentación de la que es una de las ferias queseras más importantes del calendario nacional, el alcalde de Hinojosa, José Francisco Bautista, destacó la importancia que para la economía del noroeste de la provincia cobra este sector, donde la producción de queso puro de oveja alcanza en la comarca de Vitigudino las 1.000 toneladas anuales.

Además de la decena de productores artesanos asentados en esta comarca, esta industria mantiene una cabaña de ovino de leche cercana a las 100.000 cabezas repartidas en unas 400 explotaciones, cifra que coloca a esta zona a la cabeza de la región si se tiene en cuenta que únicamente se elabora un 75% de la producción. Estos datos hacen que Castilla y León se coloque a la cabeza de las regiones españolas en cuanto a la elaboración de queso de oveja, alcanzando el 70% de la producción total del país.

Base de la economía

Y esto lo ha sabido interpretar como nadie el alcalde de Hinojosa de Duero, pues desde 2004 intenta con esta Feria Internacional del Queso dar el protagonismo que merece el sector, y que en esta localidad representa la base de su economía con 35 productores ATP agrupados bajo una sociedad cooperativa que produce al año 600.000 toneladas de leche procedentes de 30.000 ovejas.

Precisamente, el queso es ahora más protagonista que nunca en Castilla y León después de que la Junta de Castilla y León haya impulsado la propuesta de la Federación de Industrias Lácteas de la Comunidad para la creación de la marca Quesos Castellanos, una iniciativa que para Bautista “va a repercutir positivamente en las empresas queseras, y en esta zona son importantísimas para mantener la escasa población que nos queda; la marca dará un valor añadido al queso y por tanto a esta zona por poseer el entramado empresarial más importante. Para Hinojosa –añadió– con la fama de sus quesos, le va a venir de maravilla”. El presupuesto de esta edición de la Feria Internacional del Queso asciende a unos 30.000 euros, de ellos, 12.000 serán financiados por la Junta de Castilla y León, y 4.000 por la Diputación Provincial.

Además de la exposición de productos, el certamen se complementa con actividades lúdicas y culturales, así como con una muestra de caballos de Pura Raza Española (PRE) y Árabe, y un espectáculo de doma vaquera de alta escuela a cargo de la yeguada hispano árabe Akivi.

, ,

Iñigo Lavado realizó el tradiconal corte del nuevo queso Idiazabal

El cielo anunciaba un día gris y húmedo, propio de la primavera en el Goierri. Algo que, según destacó ayer Iñigo Lavado ha quedado marcado en el nuevo queso Idiazabal. El cocinero irunés tuvo el honor de realizar el tradicional corte del nuevo queso en el ayuntamiento de Ordizia rodeado de pastores, cocineros como Elena Arzak, Atxen Jiménez y José Juan Castillo, miembros de la Cofradía Vasca de Gastronomía y representantes de la Denominación de Origen Idiazabal.

«Dicen que en el olor se transmite la personalidad y, desde hoy, recordaré el olor de este queso como el olor de la primavera del Goierri», dijo el irunés tras el corte. Se trataba de un queso elaborado por Jesús María Ansola, de la quesería Mausitxa de Elgoibar y ganador del último concurso de queso de las Euskal Jaiak. Lavado destacó la importancia de ese momento entre agradecimientos, «por contar conmigo», e ilusión, «porque Ordizia y su feria siempre han sido un referente para los alumnos de la escuela de cocina Luis Irizar. Las zizas o el queso han marcado nuestro camino», reconORDI 037 FOTO J. MARIN.JPGocía, mientras se mostraba muy contento por poder contribuir en «dar a conocer un producto tan bueno como el queso Idiazabal, tras el cual, además de un excelente producto, hay unos pastores que lo elaboran de manera tradicional».

Durante el acto de ayer también hubo una mención especial para los pastores de la Denominación de Origen Idiazabal. Dos fueron especialmente agasajados en Ordizia por su buena trayectoria: Javier Ezkurra, pastor artesano, y Arkaitz Vicente Larrarte, de la quesería ‘Lizun’ de Sunbilla. La Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia homenajeó a la donostiarra Cofradía Vasca de Gastronomía. Como representante de dicha entidad acudió Luis Mocoroa, que recibió diversos regalos y grandes elogios «por la labor de la cofradía en divulgar el nombre del queso Idiazabal» destacó José Mari Ustarroz, presidente de la Denominación de Origen Idiazabal.

Mocoroa aseguró encontrarse como un «gran señor, con tantos honores y regalos», pero quiso remarcar el trabajo realizado no por él, sino por los pastores del Goierri, de quienes dijo que «los documentos dicen que la feria de Ordizia se celebra desde 1512 pero ya en la Edad de Piedra harían el queso como lo hacen en la actualidad. Los ahumados llegaron más tarde» comentó Mocoroa antes de recibir los aplausos de los asistentes en el salón de plenos del ayuntamiento ordiziarra.

Pero entre tantas declaraciones y elogios no se pueden olvidar las palabras de los pastores. Eli Gorrotxategi no quiso perderse el acto de presentación del nuevo queso. «He empezado a vender queso de esta temporada este fin de semana y la verdad es que es muy bueno y se está vendiendo muy bien», comentaba entre risas mientras reconocía «¡pero qué te voy a decir yo!». Tal vez, la mejor señal es el dato que menciona Gorrotxategi: «Hemos terminado con todo el queso del año pasado y como nosotros otras muchas queserías, lo que es un buen dato para todos».

Arantzazu Gabirondo y Joxe Ramón Larrarte, de Berastegi, también coincidían con la pastora de la quesería alavesa: «La última temporada ha sido buena para nosotros. Hace poco que hemos empezado en esto pero a pesar de la crisis la cosa ha ido bien, hemos vendido todo lo producido y esta temporada el queso parece o esperamos que siga igual. El queso es bueno».

Nuevas generaciones

Uno de los momentos más esperados en la mañana fue el paso de los rebaños por el casco urbano de Ordizia. Grandes y pequeños vieron desfilar a las ovejas recién esquiladas por la principal calle ordiziarra. Hubo incluso quien se animó a contarlas, pero al final desistió y se conformó con el dato de que este año iban a pasar unas 2.000 cabezas. Dirigiendo a los rebaños, llamaba la atención la juventud de los pastores y la presencia de una mujer.

José Manuel Otegi, de Itsasondo, fue el primero en pasar con un buen rebaño de ovejas de cara rubia. Por detrás llegaron los jóvenes hermanos Etxezarreta, con Garbiñe en primer lugar. La joven pastora de Zerain dirigía su rebaño de ovejas de cara negra con la ayuda de sus hermanos Josetxo, Txomin y Josu. Tras ellos, Laurendi Iztueta y su rebaño.

Pastores jóvenes que demostraron sus ganas de continuar con la tradición y el trabajo que durante generaciones han sustentado a muchas familias de toda Gipuzkoa y en especial en las comarcas de Tolosaldea y Goierri. Un claro ejemplo son los cuatro hermanos Etxezarreta, de Zerain, que tras haber participado en los cursos de la Escuela de Pastores de Oñati, han hecho del pastoreo su oficio. De hecho, Garbiñe es la propietaria del rebaño y ayer, además de llevar sus ovejas por las calles de Ordizia, recibió alguno de los premios otorgados en la plaza Garagartza a las mejores cabezas productoras.

,

El Artzai Eguna cumple dieciséis años

Dieciséis años cumple el próximo miércoles el Artzai Eguna. Una fiesta que echaba a andar el 20 de mayo de 1995, de la mano del Ayuntamiento, la Denominación de Origen Idiazabal, La Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, y la entonces Asociación de Agricultura de Montaña, hoy agencia de desarrollo rural, Goimen.

Una fiesta con la que los promotores querían plasmar, ante el gran público, una idea que barruntaban desde hacía tiempo: realizar una fiesta del queso con motivo de su nacimiento, es decir, dar la bienvenida, oficial, al queso nuevo; a una nueva campaña. De esta manera nacía la presentación del Queso Joven Idiazabal. LU-19-labado-964.JPG

Una puesta en escena con la que sus impulsores pretendían hacer llegar al consumidor la idea de que el Idiazabal había entrado a formar parte de los grandes quesos de prestigio internacional. Un queso, fruto de un sector tradicional que por sus características, y por el modelo de producción al que responde, resulta estacional, es decir que su elaboración está centrada en unos meses del año; de diciembre a julio, fundamentalmente, con un pico en primavera.

Estacionalidad que desde el punto de vista comercial, llega al mercado, sobre todo, de la mano de la primavera, y que afortunadamente para la mayoría de los productores, representa o da lugar a que se acabe antes de que finalice el año. Fiesta en la que, a su vez, reconocer, la labor de aquellas personas y entidades que se empeñan a favor del derivado lácteo de Euskal Herria.

Arzak, el primero

En la primera presentación, el 20 de mayo de 1995, el corte fue realizado por Juan Mari Arzak. Tres estrellas Michelín y presidente del jurado del Concurso de Quesos de Ordizia. En aquel año el homenaje recayó en José Manuel Goikoetxea, entonces, alcalde de Alsasua y hombre clave en la mejora de dicho producto. Gracias a su labor fue posible la unificación de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca .

Al año siguiente, el 10 de abril de 1996, el corte lo efectuó Pedro Subijana. El reconocimiento fue para el sacerdote, Michel Lekuona, quien desde 1961 trabaja por mejorar el queso Idiazabal con técnicas revolucionarias. Es fundador de cooperativas de pastores en Iparralde.

En la tercera presentación, 2 de abril de 1997, ejerció de anfitrión Hilario Arbelaitz y el placet lo recibió el catalán, Enric Canut. El 6 de mayo de 1998 tuvo lugar la cuarta presentación. El corte lo realizó José Juan Castillo y la distinción se le dedicó al santanderino Manuel Arroyo, impulsor de los quesos de elaboración artesanal. En la quinta, el 7 de abril de 1999, la responsabilidad de realizar el corte fue de Karlos Arguiñano. El homenaje se le dedicó al fallecido Gaizka Macho, entusiasta y admirador del Queso Idiazabal y amigo de Ordizia.

En la sexto Artzai Eguna, el 26 de abril del 2000, fue maestro de ceremonias Martín Berasategi. El reconocimiento se lo llevó el navarro José Antonio Otxandorena, trabajador infatigable a favor del Idiazabal y fundador de Artzai Gazta.

El día 18 de abril de 2002 tuvo lugar este comienzo oficial de una nueva campaña. El anfitrión fue Aitor Elizegi, del restaurante Gaminiz (Zamudio). El homenaje se le dedicó a José Mari Ustarroz, actual presidente de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal.

En su octava edición, ejerció de introductor de embajadores de aquella campaña Gonzalo Antón, gerente del restaurante Zaldiaran, de Gasteiz. El homenaje recayó en la figura de José Antonio Merino, gerente de la D.O. Del Queso Idiazabal durante 14 años, creador del Consejo Regulador.

El 23 de abril de 2003 se llevó a cabo la novena puesta en escena, la responsable del corte fue Atxen Jiménez, del restaurante Tubal (Tafalla). El homenaje fue a parar, con todo merecimiento a Mikel Zeberio, defensor del Idiazabal.

Décima ceremonia con Aduriz

El 14 de abril del 2004 se celebró la décima ceremonia de bienvenida. La responsabilidad del corte quedó en manos de Andoni Luis Aduriz. El homenaje se le dedicó a Luis Herrero, técnico madrileño del mundo de los lácteos que ha trabajado con gran esfuerzo y entusiasmo en la mejora de la calidad de este nuestro producto estrella.

El 30 de marzo de 2005 el corte lo efectuó el cocinero alavés José Ramón Berriozabal, del restaurante Ikea (Vitoria). El homenaje lo recibió el crítico gastrónomo Cristino Alvarez, ‘Caius Apicius’.

El 19 de abril de 2006, en la décimo segunda edición, turno para Elena Arzak. En esa ocasión, el comité técnico de la Denominación de Origen Idiazabal fue homenajeado en reconocimiento a su labor.

El 11 de abril de 2007, Fernando Canales, cocinero del restaurante Etxanobe (Bilbao), fue quien procedió a recibir al queso nuevo en la décimo tercera presentación de la campaña. El experto José Luis Martín recibió la gratitud del mundo del Idiazabal a través del homenaje anual.

El 26 de marzo de 2008, Koldo Rodero, del restaurante Rodero (Iruña). cortó el queso joven de la decimocuarta edición. El homenaje fue para Peio García Amiano, crítico gastronómico de DV.

El año pasado, 15 de abril, presidió la ceremonia Luis Angel Plágaro, del restaurante La cocina de Plágaro (Gasteiz). El aplauso se lo llevó el grupo de investigación del queso Idiazabal de la Facultad de Farmacia de la UPV en Gasteiz.

El próximo miércoles le corresponde hacer los honores a Iñigo Lavado, que regenta el restaurante de la Feria de Muestras Ficoba (Irun), el reconocimiento recae en la Cofradía Vasca de Gastronomía.

Lavado nació en Irun el 21 de enero de 1975. Dicen de él que es un cocinero inquieto, minucioso, detallista, que ha sabido transmitir a cada uno de sus platos los conocimientos adquiridos en su extensa andadura profesional por varios de los mejores restaurantes de España y Francia, con un gusto particular, muy personal y que los hace diferentes… casi provocadores.

,

La producción de queso Idiazabal se recupera, con 1.387.936 kilos en 2009

Estos datos han sido dados a conocer por el presidente de la Denominación de Origen, José Mari Ustarroz, en una rueda de prensa en San Sebastián en la que se ha presentado el “Artzai Eguna” (Día del pastor), que se celebrará el próximo 7 de abril en Ordizia (Guipúzcoa) y en el que se cortará el queso nuevo de Idiazabal.

En la presentación del programa de actos de este día festivo que se celebra desde 1995 han participado además el director de Agricultura y Desarrollo Rural de la Diputación Foral, Juan Carlos Zuloaga, el alcalde de Ordizia, José Miguel Santamaria, y el representante de la Obra Social de Kutxa Koldo Almandoz. idiazabal

Ustarroz ha explicado que “a pesar del tiempo tan malo” registrado el ultimo otoño e invierno, “ha sido una buena temporada, tanto en cantidad como en calidad”.

De ahí que se haya superado el bache en la producción registrada en 2008, año en que debido a la adversa climatología se produjeron unos 50.000 kilos menos que la campaña anterior, lo que rompió la tendencia al alza constante en la última década.

La situación del sector, además de saludable, sigue teniendo “futuro”, ha dicho Ustarroz, quien ha asegurado que durante la pasada campaña se incorporaron a la Denominación de Origen seis nuevas queserías regentadas por personas menores de 35 años. En total son ya 117 las queserías adscritas a la Denominación de Origen, de las que 27 están en Álava, 15 en Vizcaya, 50 en Guipúzcoa y 25 en Navarra.

La calidad del producto sigue siendo reconocida internacionalmente, como lo demuestran las 29 medallas logradas por quesos de Idiazabal en la edición de 2009 del Concurso Internacional World Cheese Awards. El primer queso joven de la última campaña será cortado en Ordizia el día 7 por el cocinero Iñigo Lavado, del restaurante Ficoba de Irun, dentro de los actos previstos dentro del “Artzai Eguna”. El “corte” de honor se celebrará en Barrena Kultur Etxea, donde seguidamente se homenajeará a la Cofradía Vasca de Gastronomía y se entregarán los premios a la regularidad y a la calidad en la elaboración, a la quesería Luis Vicente Larrarte, de Sunbilla (Navarra), y al pastor elaborador Javier Ezkurra, de Arakil (Navarra). En el programa de actividades para ese día, destaca el paso de rebaños de oveja latxa por las calles de la localidad, hasta sumar unas 2.000 cabezas, en recuerdo de las prácticas tradicionales de transporte del ganado. Además del tradicional mercado semanal de Ordizia, la jornada contará con un concurso y exposición de carneros de oveja latxa, puestos de elaboración de queso y esquileo de ovejas, entre otras actividades.

, ,