Feria del Queso Artesanal Sierra de Cádiz

Degustación y paso atrás para dejar sitio. Después de saborear la porción, posicionarse en otro expositor y comerse con los ojos todo el género. Como si de un manual de uso se tratara, cientos de personas reprodujeron ayer esta secuencia para probar bocado y también comprar en la segunda edición de la Feria del Queso Artesanal Sierra de Cádiz, que se celebra hasta hoy en la localidad serrana de Villaluenga del Rosario.

Hasta la bandera e incluso, colapso, hubo ayer en el pueblo más pequeño de la provincia, con 500 habitantes, para disfrutar de este escaparate del queso, que en su segunda edición concentró a 24 queserías de toda Andalucía para ofrecer al numeroso público lo mejor de cada casa.

villaluengaColas interminables de coches en los accesos para llegar al punto de encuentro, más de un quebradero de cabeza para poder aparcar, público llenando expositores, lista de espera en las actividades de cata e incluso, forasteros pidiendo la vez para acceder al pequeño museo del queso payoyo, fueron ayer algunas de las estampas de la feria quesera de Villaluenga, población que se convierte en estos días en el mejor espacio de difusión de la producción gaditana y andaluza.

En una carpa con 1.500 metros se concentran hasta hoy los mejores. Reconocidas queserías, con la producción serrana gaditana a la cabeza laureada por organismos nacionales e internacionales, ofrecen al visitante un abanico de posibilidades que va desde los productos tradicionales a los aromatizados, yogures e incluso, bombones de queso.

La capital del queso payoyo consolida con esta feria un enclave que se ha convertido en un referente turístico y agroalimentario. De hecho, de las 62 queserías que hay en Andalucía, 45 han cursado peticiones para estar en este municipio. Al final, exponen hasta 24 empresas porque el espacio condiciona. El alcalde de Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso (PSOE), se mostró satisfecho. Dijo que “teniendo en cuenta la situación de crisis y que se han cerrado otras ferias, aquí en la primera jornada hemos superado las ventas con respecto al mismo día del año pasado “. Así, alabó la “afluencia masiva”, que cifró en 8.200 visitantes y pidió “paciencia” con respecto a los aparcamientos ya que “es un pueblo y la capacidad es la que hay”.

Moscoso habló de retos futuros, que pasan por la ampliación de la zona expositora y las 1.200 plazas de aparcamientos dispuestas para la ocasión.

Hubo representación de las primeras firmas queseras de la Sierra gaditana y la Janda, además de otros puntos de Andalucía. El propio delegado provincial de Agricultura, Juan Antonio Blanco, quiso respaldar una producción artesanal y una feria que “sobrepasa la dimensión con la que nació y se consolida como un referente para el sector quesero de Andalucía”, añadió. Habló de perspectivas: “No nos podemos quedar ahí. Hay que conseguir productos de excelencia, con valores asignados, que den prestigio a la zona”.

Por su parte, los queseros se mostraron muy contentos con la aceptación del evento, que el año pasado cerró con un óptimo volumen de negocios y de público, con 14.000 personas, según recordó Moscoso. Así, lo expresó José Zamora, el presidente de la Asociación de Quesos de Andalucía. “Estas ferias no son sólo buenas para los queseros, también para los ganaderos. Desde hace 10 años, ya se empieza a hablar de quesos en Andalucía”, dijo.

En clave local, la proyección quesera de la Sierra de Cádiz va en aumento. Ramón Gago es uno de los propietarios de la quesería El Bosqueño, que lleva a pie de cañón 24 años. “El desarrollo en la comarca ha sido vertiginoso. Estamos apostando por la calidad y por un producto artesano cien por cien, con nuevas iniciativas”.

La clave de esa calidad está en dos componentes: en las materias primas y la manera de hacer. De eso sabe Rafael Piña Barea, un ganadero y quesero de Villaluenga, de 77 años, ligado familiarmente a la empresa Quesos Artesanos de Villaluenga, que vende los famosos payoyo, que se erigen en gourmet para un mercado cada vez más exigente.

Hoy se sabrá el fallo del concurso de los mejores quesos presentados a esta convocatoria, que han sido 61 de toda Andalucía.

, ,

Queseros de siete provincias de Andalucía acudirán este año a la II Feria del Queso Artesano de Villaluenga del Rosario

Queseros de siete de las ocho provincias de Andalucía acudirán este año a la II Feria del Queso Artesano de Villaluenga del Rosario que, patrocinada por Cajasol, Junta de Andalucía, Diputación, el Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Cádiz y Patrimonio Quesero Andaluz, tendrá lugar el primer fin de semana de abril.

La organización espera obtener el mismo éxito de público del año pasado, convocatoria en la que, tan sólo en su primer día de celebración, congregó en Villaluenga a un total de cinco mil visitantes.

Un total de 18 queserías expondrán 63 muestras de sus productos en un espacio de 3.000 metros cuadrados habilitados en la zona conocida como la Albarrada. Allí mismo se preparará una zona para unos 500 aparcamientos para evitar aglomeraciones.

En concreto, de las 18 queserías, siete proceden de Cádiz, una de Córdoba, dos de Granada, una de Huelva, una de Jaén, cinco de Málaga y una de Sevilla, de manera que Almería será la única localidad desde la que no llegarán muestras de este producto artesanal.

El objetivo de esta feria es acercar al público en general los quesos artesanos y las ctd01múltiples posibilidades que ofrecen, mediante un mercado popular en el que queserías procedentes de casi toda Andalucía mostrarán sus productos, con la posibilidad de vender directamente al público que acuda al evento gastronómico.

De manera paralela a la muestra, los organizadores han preparado actividades diversas como catas dirigidas de quesos artesanos con el objetivo de dar a conocer los quesos artesanos andaluces. Estas catas se dirigirán a grupos limitados que previamente deberán inscribirse y en las mismas podrán analizar el olor, sabor, textura y color de este tipo de productos.

También, de forma paralela a la feria en sí, se planean visitas organizadas por Villaluenga para dar así a conocer su historia y su cultura. Asimismo, los asistentes que así lo deseen tendrán la oportunidad de conocer el proceso de elaboración de los quesos artesanales e incluso de participar en el mismo de manera directa.

A su vez, esta segunda feria organizada para el 3 y 4 de abril contará con un concurso de quesos donde se premiará el mejor queso de cabra curado, el mejor de cabra semicurado y el mejor de oveja curado.

Pese a que la convocatoria del año pasado estuvo acompañada de la lluvia, miles de personas no quisieron perderse la ocasión y provocaron, prácticamente, el colapso del pueblo. Hubo colas de coches, vehículos aparcados a los lados de la carretera y mucho bullicio. Tanto es así que el alcalde del pueblo, Alfonso Moscoso (PSOE), tuvo que reforzar la seguridad con el apoyo de la Policía Local de Villamartín y con efectivos de la Guardia Civil. Ante la aparición de la lluvia, la organización tuvo que cambiar los planes iniciales e instalar una carpa de unos 1.000 metros cuadrados para acoger la muestra.

Recordar que los quesos elaborados en la Sierra de Cádiz cuentan en su haber con varios primeros premios tanto a nivel autonómico, nacional como internacional.

, ,

El ayuntamiento de Villaluenga del Rosario, en Cádiz, prepara la segunda edición de su Feria del Queso

p style=”text-align: justify;”>El Ayuntamiento de Villaluenga del Rosario ultima los detalles para la celebración de la segunda edición de su Feria del Queso. La misma coincidirá este año con el final de la Semana Santa, los días 3 y 4 de abril, con el objetivo de aprovechar así el tirón de los visitantes que recibe la comarca para estas fiestas y «poder superar los 14.000 visitantes y el excelente volumen de negocio que se hizo el año pasado», destacó el alcalde de la localidad, Alfonso Moscoso (PSOE). El objetivo de esta edición es la de alcanzar los 18.000 visitantes.

Esta fiesta nació el año pasado pero el rotundo éxito que cosechó ha propiciado que con esta edición se consolide, consiguiendo suplicar el número de queserías participantes. En concreto, serán unas 36 las que, venidas desde las ocho provincia de Andalucía, darán a conocer sus productos. Para ello contarán con un espacio de 3.000 metros cuadrados ubicados en la zona de la Albarrada, donde además se habilitarán unos 500 aparcamientos para evitar algunas aglomeraciones de la edición anterior. villaluenga

El Ayuntamiento cuenta con el apoyo de las consejerías de Agricultura e Innovación, Ciencia y Empresa, además de la Diputación provincial y Cajasol. «Gracias a ello se ha podido preparar un amplio programa de actividades paralelas a la que ya es una de las ferias monográficas más importantes de la provincia», destacó el alcalde del municipio más pequeño de Cádiz.

En concreto, se llevarán a cabo catas dirigidas en las que un grupo de profesionales enseñarán como comer queso; talleres de elaboración de este producto; y visitas turísticas guiadas por la localidad para conocer sus atractivos culturales e históricos. Al tiempo que se habilitará una zona como guardería infantil para que los padres puedan disfrutar tranquilos de la Feria.

Un total de 20 queserías participarán en la celebración del segundo concurso de quesos Sierra de Cádiz. Para optar a los tres premios que se entregarán, correspondientes a Cabra Semicurado, Cabra Curado y Oveja Curado, se han presentado un total de 65 quesos.

Con esta actividad, la localidad de Villaluenga del Rosario pretende seguir fomentando su principal industria y convertirse en municipio quesero, para lo que cuenta con un museo de este producto. Esta actividad se ha convertido en los últimos años en el principal motor económico de la zona.

, , ,